¿Qué está en juego en el secuestro del Sahara?

Ali Amar escribe en el número de diciembre de Le Monde Diplomatique un artículo titulado “¿Qué solución para el Sahara Occidental?”. El autor argumenta que, “habida cuenta de la intransigencia del Polisario”, la autonomía del Sahara dentro del marco de unidad nacional marroquí es la única salida a la crisis. Señala que el Gobierno alauí debe concretar su propuesta de 2007 y delimitar las competencias de las (futuras) autoridades centrales y de las (futuras) regiones. Así, Marruecos se convertiría en un Estado federal o cuasifederal en el que el Sahara ‘gozaría’ de un nivel de autonomía similar al del resto de regiones bajo el mandato de Mohamed VI.

En los últimos años la propuesta de autonomía de Marruecos ha ido ganando adeptos. No son pocos los políticos españoles (fundamentalmente en las líneas del PSOE) que la han aplaudido, algo de lo que se hace eco la prensa ‘independiente’ marroquí, con la agencia MAP a la cabeza. El argumento es simple: Dado que el conflicto está vivo desde hace más de tres décadas y el diálogo bilateral lleva bloqueado desde hace años, la única salida es que Marruecos conceda cierta autonomía a los saharauis que viven en los Territorios; así, España de algún modo podría paliar el daño provocado desde que puso pies en polvorosa en 1975-1976, ya que ahora podría ofrecer como modelo su extremadamente útil experiencia con el Estado de las autonomías.

Ayer mismo escuché que un hombre había secuestrado a 10 niños en una escuela en Ohio. Al cabo de unas horas, la policía le dijo al secuestrador que si se comprometía a matar tan sólo a 2 niños dejando libres a los otros 8, no sería condenado ni juzgado. Tentado por la invitación, el tipo ejecutó su sentencia y liberó a los ocho niños. Ahora camina libre por Cleveland…

¿Te lo crees?… Haces bien en no creértelo. Me pregunto por qué no tenemos la misma reacción cuando se trata de todo un pueblo secuestrado. Marruecos mantiene un status quo asfixiante y agresivo en el territorio a sabiendas de su inconsistencia con el Derecho internacional, que reconoce claramente el derecho a la libre determinación del pueblo saharaui. (Ver artículo en Público de Juan Soroeta, Juan Miguel Ortega Tirol y otros 71 profesores universitarios, además de la Asociación Española para el Derecho Internacional de los Derechos Humanos). Sin embargo, hoy más que nunca adquiere legitimidad la oferta marroquí, oferta que además es presentada en términos de ‘todo o nada’. Porque téngase en cuenta que la autonomía en sí misma no es un problema. La autonomía puede perfectamente ser una salida válida para el Sahara Occidental. Lo sería si el pueblo saharaui, en voto libre y democrático, manifestara su preferencia por la autonomía por encima de otras alternativas, como la independencia o incluso la integración en un Marruecos completamente centralizado. Todas las opciones políticas son válidas. La clave es que sean opciones, no imposiciones, y que sea el pueblo saharaui, no Marruecos, quien decida.

En el Sahara no nos jugamos sólo el futuro de un país, el destino de un pueblo y los derechos humanos de los centeneras de miles de personas que viven entre los Territorios Ocupados y los campamentos de Tinduf. En el Sahara también nos estamos jugando el papel del Derecho internacional en las relaciones internacionales. Una concesión de autonomía sin intermediación de un referéndum sería tanto como decir que nos sobran las normas, que si matas tan sólo al 20% de los niños en un secuestro, te saldrán bien las cosas.

Koldo Casla

This entry was posted in En CASTELLANO, Morocco - Western Sahara, Puertas afuera, The 'age of rights' and other risks and tagged , , . Bookmark the permalink.

One Response to ¿Qué está en juego en el secuestro del Sahara?

  1. Alfonso says:

    El Sr Amar tiene el cinismo de comentar en su artículo el significado de MINURSO como “misión de naciones unidas para el sahara occidental”, engrulléndose la R de REFERENDUM.
    Es evidente que no es un error o un descuido. Es la constatación de la falta de vergüenza de quienes no tienen empacho en faltar conscientemente a la verdad con tal de evitar que un sistema teocrático, salvaje y feudal, siga ejerciendo la rapiña sobre todo recurso a su alcance.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s