No está en la agenda

Fotografía de Ai Weiwei publicada en El País el 24 de abril de 2011; Fotógrafo: Stefan Wermuth (Reuters)

Hace casi cuatro meses publicábamos una breve nota en este blog (‘El precio del cobro de la deuda‘, 5 de enero de 2011) preguntándonos por el coste de la venta de deuda española a los fondos soberanos chinos. La pregunta quedaba abierta, pero ya apuntábamos con temor que:

A este ritmo, la recuperación económica de España se va a sustentar en sus debilidades y no en sus fortalezas. ¿Cuánto tardaremos en pagar el precio?

El suplemento de El País del pasado domingo incluye un interesante artículo sobre el último episodio de represión a la disidencia por parte del régimen chino. Se trata del caso de Ai Weiwei, artista reconocido mundialmente y detenido en su país por comisión de ‘delitos económicos’ aún por especificar. (No me resisto a recomendar también la lectura del último artículo de Ian Johnson en el blog del New York Review of Books; el artículo sugerentemente critica la actitud de la comunidad internacional atraída por el exotismo de la batalla de un bohemio pero más bien desinteresada por las preocupaciones cotidianas de la mayoría de los habitantes del país más poblado del mundo). El reportaje en El País da cuenta de la reacción del presidente del gobierno español a la pregunta de un periodista sobre el caso Weiwei:

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, eludió el tema en sus encuentros con mandatarios de Pekín durante su reciente viaje a China. Preguntado por qué no había mencionado los derechos humanos o por qué no se había interesado por Ai Weiwei, quien ha expuesto su obra tanto en Madrid como Barcelona, Zapatero se limitó a decir que ese no era el motivo de su visita. Responsables del Gobierno volvieron a utilizar el argumento habitual de que en esos asuntos es mejor que haya “una sola voz”, la de la Unión Europea.

El tema no está en la agenda. Zapatero acudió a China en busca de más dinero que le ayude a salir de la crisis en el país y en su partido. Los derechos humanos mejor dejárselos a la Baronesa Ashton, que supuestamente habla en representación de toda la Unión Europea, y por lo tanto las culpas quedan mejor repartidas. Tal como documenta Amnistía Internacional en su reciente informe sobre la política exterior española durante la presente legislatura (Voces contra el olvido), los derechos humanos no forman parte del interés nacional de España. Como nos temíamos, a este ritmo esta crisis va a dejar a España (cuando se vaya) más debilitada de lo se la encontró en un principio.

K.C.

This entry was posted in En CASTELLANO, Puertas afuera and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s