Rio2012: ¿Queremos un futuro sin derechos humanos?

En menos de dos meses tendrá lugar en Río de Janeiro la Conferencia de Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible (Rio2012). El lema de la Conferencia es ‘El futuro que queremos’. La Conferencia se desarrolla sobre dos ejes centrales: a) una economía ‘verde’ para la erradicación de la pobreza; y b) un marco institucional apto para el desarrollo sostenible. La organización de Rio2012 ha identificado siete áreas prioritarias de atención pública: a) trabajo digno; b) política energética; c) ciudades sostenibles; d) seguridad alimentaria; e) acceso al agua; f) cuidado de los océanos; y g) prevención de desastres naturales y recuperación pronta y eficaz frente a los mismos.

Entre los ejes, áreas prioritarias, documentos, vídeos, etc. hay un ingrediente que brilla por su ausencia: los derechos humanos. Lamentablemente el borrador de documento de conclusiones tan solo utiliza el binomio ‘derecho/s humano/s’ en una ocasión. La Conferencia de Río podría ser una gran ocasión para confirmar el compromiso de los gobiernos, organizaciones civiles y otros actores con la universalidad, indivisibilidad e interdependencia de todos derechos humanos. Más allá del discurso, un enfoque de derechos humanos tiene implicaciones directas en el diseño de las políticas públicas, especialmente en relación con los derechos económicos, sociales y culturales. Estos derechos deben ser realizados progresivamente “hasta el máximo de los recursos” disponibles “por todos los medios apropiados” (artículo 2.1 del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales). Los derechos humanos inciden en el principio de igualdad y no discriminación, y reclaman una atención especial a los colectivos más vulnerables (mujeres, inmigrantes, minorías culturales, niños y niñas, etc.). Los poderes públicos tienen la obligación de respetar, proteger y cumplir los derechos humanos, lo que les exige tomar medidas para evitar que actores no estatales infrinjan estos derechos, estableciendo unos niveles de vida de cuyo alcance y desarrollo los gobiernos son responsables. Una perspectiva de derechos humanos también impide la adopción de medidas que constituyan deliberadamente un paso atrás o una regresión en el grado de disfrute de estos derechos. Los derechos humanos van acompañados de una serie de principios esenciales: rendición de cuentas, derecho a la reparación, acceso a la información, participación activa y evaluación de impacto. Visibilizar los derechos humanos en el programa y en los documentos de la Conferencia de Río no debe ser visto como una cuestión ornamental; al contrario, serviría para marcar un principio estratégico básico para la agenda de desarrollo durante la próxima década: que el desarrollo es el medio del que nos valemos para alcanzar un mundo en el que todas las personas gozan de todos los derechos humanos.

En momentos de crisis del modelo económico y del sistema de gobernanza global no faltan voces que animan a superar indicadores tradicionales de evaluación del crecimiento económico. Recientemente, el secretario general de Naciones Unidas Ban Ki-moon demandaba un nuevo instrumento que nos permita equilibrar los impactos no sólo económicos sino también sociales y medioambientales del crecimiento. Para ello, algunas organizaciones han propuesto un medidor de la Felicidad Nacional Bruta, en contraposición al Producto Interior Bruto. A pocas semanas de la Conferencia de Río, resulta necesario preguntarse qué podemos esperar de un futuro en que los derechos humanos no son llamados a formar parte de la hoja de ruta. ¿Es acaso felicidad lo que demandan las personas y los pueblos de sus gobiernos? Hace 80 años, el entonces presidente de España Manuel Azaña dijo: “La República no hace felices a los hombres; lo que les hace es, simplemente, hombres”. Con su permiso, hoy podríamos decir que el desarrollo, entendido como libertad, no hace felices a las personas; sólo las hace personas.

Koldo Casla

@koldo_casla

This entry was posted in En CASTELLANO, Human Rights and Social Justice, The 'age of rights' and other risks and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

One Response to Rio2012: ¿Queremos un futuro sin derechos humanos?

  1. Pueden leer este post y hacer sus comentarios en este blog: http://plantateenrio20.wordpress.com/2012/05/04/rio-2012-futuro-derechos-humanos/

    Muchas gracias

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s