Difference is Spanish

ImageEspaña no toca fondo. No sólo es que la economía va mal, las políticas puestas en práctica no resuelven los problemas y el futuro se esconde tras un agujero negro. Ahora tenemos también el caso Bárcenas, cuyo aspersor empapa a buena parte de la cúpula del Partido Popular. En Catalunya también tienen lo suyo con la financiación irregular de Unió y las cuentas de los Pujol. Por no hablar de la fundación Nóos del Señor Urdangarin, o del PSOE y los ERE fraudulentos en Andalucía… Casi prefiero apartar la mirada del mapa por si me acuerdo de más historias.

Me he despertado esta mañana con un programa de radio en el que los contertulios ponían en cuestión que la corrupción fuera un virus obsesionado con España. Los invitados traían acertadamente a colación casos recientes en Italia, Estados Unidos y aun en la pulquérrima Alemania. Incluso los muy exquisitos británicos tuvieron lo suyo hace pocos años con el escándalo de las dietas exorbitantes que cobraban los dignísimos representantes de la soberanía popular en Westminster.

Alguien me decía ayer que era no sólo indignante sino también cutre que un político de algo nivel se vendiera por 25.000 euros al año. Estoy de acuerdo. Es muy cutre. Y dicha cutrez a mi juicio sólo se explica por la sensación de impunidad. Quien se cree intocable puede permitirse ser cutre, ya que se sabe ganador pase lo que pase. Lo peor de la corrupción no es que exista a cualquier nivel, incluso entre las más altas instancias de los partidos políticos. Cualquier país puede tener un borrón o dos en su expediente, incluso en la portada. Lo peor es la impunidad. La imagen de España en el exterior, lo que el gobierno insiste en denominar “la marca España”, quedará muy seriamente dañada no tanto si las notas de Bárcenas se ajustan a la realidad, como si se confirma que no va a pasar nada como consecuencia de ello. No se trata de hacer un linchamiento de nadie. Se trata de que el servicio público es un honor razonablemente bien pagado, a mi entender. Las carreras políticas de quienes no lo hayan entendido así deben concluir inmediatamente, y han de rendir cuentas ante la justicia. Si no lo quieren hacer por honestidad, que lo hagan por España.

Koldo Casla

@koldo_casla

This entry was posted in En CASTELLANO, Puertas adentro and tagged , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s