¿Por qué prohibir la tortura si vamos a seguir torturando?

obama_tortura_cia-webLa semana pasada, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos condenó a Polonia por permitir en su territorio interrogatorios y retenciones secretas de la CIA en el marco de la llamada “Guerra contra el Terror”. Según la agencia Reuters, un portavoz del Gobierno polaco dijo: “La sentencia sobre las cárceles de la CIA es vergonzosa para Polonia y supone una carga para nuestro país, tanto económica como para nuestra imagen”. Casos relativos a otros países europeos están pendientes de resolución en Estrasburgo. Hace unos meses, el Senado estadounidense votó a favor de la desclasificación de un informe sobre el programa de detención e interrogatorios de la CIA. Se espera que la Casa Blanca lo permita próximamente, pero el propio Obama ya ha reconocido lo que todo el mundo sabe: Estados Unidos utilizó la tortura. El Gobierno británico está dando muestras de nerviosismo ante la próxima difusión de dicho informe, que a buen seguro acreditará la complicidad de sus servicios secretos. La organización de derechos humanos británica Reprieve ha denunciado que el Gobierno de David Cameron está instigando para retrasar la publicación de este informe y censurar apartados comprometedores del mismo.

Se supone que hay una prohibición internacional absoluta sobre la tortura. Sería lo que los expertos en la materia denominan una “norma de ius cogens”. La prohíbe la Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948, el Convenio Europeo de Derechos Humanos de 1950 y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos de 1966, además naturalmente de la Convención Contra la Tortura de 1984, ratificada por 155 países. Sin embargo, Amnistía Internacional ha documentado y denunciado prácticas de tortura y otros malos tratos en 141 países en los últimos cinco años. Casi la mitad de las 21.000 personas encuestadas por Amnistía en 21 países de todo el mundo reconocieron temer ser torturadas si son detenidas. Continue reading “¿Por qué prohibir la tortura si vamos a seguir torturando?”

El sexismo cotidiano y la cara de vergüenza

no the man doesnt know the womanHace unos días una amiga puso esta foto en su perfil del Facebook. Junto a ella escribió “No, este hombre no conoce a esta mujer”. Ese mismo día, o quizás la víspera, entré en el vagón de metro y me senté sin pensarlo frente a un chico joven. Justo antes de partir entró una atractiva mujer y se sentó junto a la puerta, dos lugares a mi izquierda. Abrí mi libro, pero por reflejo levanté la mirada y vi cómo aquel chico la observaba fijamente. El tren prácticamente no había salido de la estación cuando la mujer se levantó y rápidamente fue a sentarse al otro extremo del vagón. El chico hizo un gesto, que yo interpreté como una mezcla de sorpresa y desgana, y volvió a su periódico gratuito.

Hace ya tiempo la profesora de francés nos hizo unas preguntas para provocar el debate entre los cuatro alumnos de la clase: dos mujeres jóvenes, un hombre mayor y un servidor. El hombre tenía la costumbre de ser el primero en contestar. Aquel día, cuando se le agotaban las ideas mirándome con interés decía: “a lo mejor Koldo tiene algo que añadir”. Las otras dos personas eran al parecer nuestras convidadas de piedra. Continue reading “El sexismo cotidiano y la cara de vergüenza”

¿Una Europa sin fronteras?

En El País Semanal de ayer domingo publicaron un bello e ilustrativo reportaje fotográfico titulado “Las fronteras que derribamos”. En él aparecen bucólicos paisajes, calles anodinas y terrazas en calma. Un mojón a medio caer, una fina línea ya prácticamente invisible en el suelo o una pequeña cabaña abandonada reflejan las fronteras que hubo y ya no hay dentro de Europa. Son, como dice el reportaje, “espacios irreales”. En estos momentos en que el proyecto europeo está tan cuestionado, unos reporteros han recorrido 16.500 kilómetros de fronteras hoy desaparecidas. Es, como dicen ellos, “un viaje por el gran sueño de un continente en paz”. Continue reading “¿Una Europa sin fronteras?”

La UE no es Europa; la salida no es (sólo) económica

Esta mañana he visto varios vídeos y he leído varios artículos. Uno de los primeros y uno de los segundos me han impulsado a escribir esta breve reflexión. El vídeo es del programa Inside Story en Al Jazeera English. El título lo dice todo: “¿Colapsará la Eurozona?”. Comienza con un pequeño repaso de los acontecimientos de la última semana, en los cuales España, y no Grecia, es la desdichada protagonista. En el vídeo intercambian pareceres un economista británico, un euroescéptico del mismo país y una europeísta que parece ser francesa. El texto, por su parte, es el artículo de Mario Vargas Llosa que publica hoy El País: “Por qué Grecia?”, se pregunta el Nobel.

Si algo me ha llamado poderosamente la atención de la conversación entre el economista, el euroescéptico y la federalista es que parecían estar hablando en idiomas diferentes. Continue reading “La UE no es Europa; la salida no es (sólo) económica”

La derecha contra el multiculturalismo; el centro-izquierda, callada por respuesta

David Cameron, Primer Ministro Conservador después de 13 años de Nuevo Laborismo (lo de Conservador va en mayúscula porque hace referencia al partido, no a la ideología, no porque él no sea conservador, sino porque muchos Nuevos Laboristas también lo fueron)… como venía diciendo… Cameron (en la foto hoy en una conferencia sobre seguridad celebrada en Múnich) ha arremetido contra el multiculturalismo. Según El País, el líder Tory ha afirmado que “necesitamos menos de la tolerancia pasiva de los últimos años y más de un liberalismo muscular activo”, signifique esto lo que signifique. Ello requiere, señala Cameron, “construir un sentido de identidad nacional y local más fuerte”. Continue reading “La derecha contra el multiculturalismo; el centro-izquierda, callada por respuesta”